Dolores Articulares: Las Bursitis

Bursitis en el estado más estricto de la palabra es la inflamación o la irritación deuna “bursa”, de una bolsa. Estas bursas contienen líquido sinovial, cuando se someten a mucho trabajo se pueden irritar o inflamar y se produce un aumento de la producción de líquido, aumentando por tanto el volumen de dichas bolsas y ocupando pues más espacio.

Bursitis

LOCALIZACIÓN

Bursas hay por todo el cuerpo, por todas las articulaciones, se calcula que tenemos en torno a 150 bolsas, pero normalmente suelen dar problemas las que se localizan en aquellas articulaciones que solemos usar con más frecuencia y las que solemos sobrecargar en exceso: Rodillas, Caderas, Dedos, Hombros, Codos.

FUNCIÓN

Las bolsas sinoviales lo que pretenden  es reducir la fricción en zonas donde hay masas musculares, tendones, huesos. Permiten que los movimientos sean más fluidos y disminuyen el rozamiento entre estructuras. Es por ello, que cuando sobresolicitamos una determina zona, se aumenta el rozamiento y por tanto puede producirse una irritación de la bolsa sinovial.

SÍNTOMAS

Los propios de la mayoría de patologías inflamatorias:

  • Aumento de la temperatura local.
  • Dolor.
  • Impotencia funcional.

Dependiendo de que bursa sea la afectada, así será el dolor, hay que conocer bien la localización de estas bolsas para saber identificar que el dolor procede de la inflamación de las mismas. Mencionaremos brevemente las características de las Bursitis más frecuentes.

Bursitis Trocantérea o Trocanteritis: Dolor localizado en la articulación coxo-femoral, “cadera”, que se puede extender por la cara lateral del muslo hasta mitad de la pierna. Suele pasar desapercibida en aquellas persona mayores en las que se sospecha artrosis o artritis.

Bursitis Suprarotuliana: Dolor en la cara anterior del muslo, justo por encima de la rótula que se puede extender por el muslo y descender levemente por los alrededores de la rótula. Si la inflamación ya es modera-severa, dificultará considerablemente la flexión de la rodilla.

Bursitis rodilla

Bursitis Infrarrotuliana: Dolor localizado justo debajo de la rótula, típico de personas que pasan largas horas de rodillas, en alguno ámbitos se le conoce como rodilla del sacerdote.

Bursitis Anserina o de Pata de ganso: Se encuentra en estrecha relación con el tendón de la pata de ganso, en la parte posterointerna de la rodilla. Típica de aquellas personas aficionadas al deporte, trote, largas caminatas, sobrepeso, otras alteraciones de rodilla que provocan malos apoyos. El dolor se localiza en la cara interna de la rodilla, se extiende hacia la parte anterior y posterior de la rodilla.

Bursitis Olecraniana: El olecranon es una estructura anatómica del hueso cúbito del brazo, una especie de palanca que se articula con el húmero. La bolsa se localiza debajo del codo, se suele producir durante los brotes de otras enfermedades inflamatorias como artritis reumática o gotosa por ejemplo, por traumatismos directos o apoyos mantenidos sobre la zona. Dolor en la punta del codo e inflamación visible suele ser lo más frecuente.

Bursitis codo

Bursitis Calcánea: Localizada a ambos lados del talón, en estrecha relación con la inserción del tendón de Aquiles.

CAUSAS

Muchas veces no se conoce la causa exacta que provoca la inflamación de las bolsas sinoviales, pero las causas más frecuentes son las siguientes:

  • Traumatismos directos sobre la zona.
  • Sobrerequirimiento de ciertas estructuras (hacer deporte, trabajos repetitivos, mantenimiento de posturas)
  • Sobrepeso (bursitis de MMII).
  • Otras enfermedades  inflamatorias como gota, artritis reumatoide, lupus, espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, artritis reactiva…
  • Procesos infecciosos, locales o generales, en cuyo caso habrá que valorar la temperatura de la zona, incluso realizar una punción para el estudio del contenido de la bolsa sinovial, porque de tratarse de una infección dentro de la bolsa, las posibilidades de encapsulamiento y posterior sobreinfección, son altas.

TRATAMIENTOS

Como todo tratamiento siempre debe ir enfocado a la causa.

  • Si es sobreesfuerzo, se pautará reposo de la zona.drenaje bursitis
  • Si son posturas mantenidas, se puede amortiguar el peso sobre esa zona con la colocación de parches de espuma u ortésis.
  • Aplicación de frío local para disminuir inflamación.
  • Si es infección, corrección mediante antibióticos y evacuación de líquido infectado.
  • Infiltraciones locales de AINEs y corticoides (se recurrirá a ellos si no mejora con métodos más conservadores).
  • Fisioterapia, Crioterapia, Ultrasonidos, Magnetoterapia, Láser, Masaje suave con hielo, CNT según la fase en que se encuentre.

EXPECTATIVAS

Normalmente las bursitis suelen resolverse sin mayores problemas adoptando las medidas necesarias en cada caso. Si se llegara a cronificar el caso, se plantean posibilidades como la evacuación de líquido sinovial y las inyecciones con corticoides. En última estancia se puede requerir al drenaje quirúrgico.

 

Dolores en el pie: Sesamoiditis

Por definición sesamoiditis es la inflamación de los huesos sesamoideos, pero, ¿Que son los huesos sesamoideos?. Los huesos se pueden clasificar de numerosas maneras, una de ellas es atendiendo a su forma, se trata normalmente de huesos pequeños (la rótula, en la rodilla, no es tan pequeño), redondeados e incrustados en un tendón. Su existencia es un tanto irregular pues no todas las personas tienen todos los huesos sesamoideos de las manos, pero aquí expondremos la existencia de todos ellos.

Sesamoideos en Miembros Superiores:

  • Articulación Metacarpofalángica del pulgar.huesos-sesamoideos-8
  • Articulación metacarpofalángica de los dedos medio y anular
  • Articulación interfalángica del pulgar.
  • Articulación interfalángica distal del dedo índice.

Se sitúan siempre en la cara palmar de la mano.

Sesamoideos en Miembros inferiores:

  • Articulación interfalángica del dedo gordo del pie.
  • Cara posterior de la rodilla (hueco poplíteo o corvas), hueso denominado fabela
  • Hueco entre el primer y segundo dedo, o tercero y cuarto.

SPsesam2

Función de los huesos sesamoideos:

Su función es servir como poleas para los tendones, ayudando a que los movimientos se realicen de una forma más natural y con menos esfuerzo, produciendo una acción de palanca. En el caso concreto de los sesamoideos de los pies se cree que puede tener un efecto amortiguador sobre las cargas, lo que en ocasiones puede provocar la inflamación de los mismos, lo que nos lleva al tema que nos ocupa, LA SESAMOIDITIS.

La Sesamoiditis.

Es una lesión que asienta sobre el tejido que recubre a los huesos sesamoideos, el más común de ellos el que se encuentra alrededor de la base del dedo gordo del pie, como consecuencia de traumatismos repetidos como andar, correr, saltar… Se puede tratar de la inflamación de los tejidos que recubren al hueso, un edema óseo o incluso llegar a la fractura del mismo.

sesamoiditis

Sin llegar a haberse identificado una causa exacta que nos lleve a establecer una causa efecto, si que existen unos factores que predisponen a padecer esta patología. Se puede producir como consecuencia de traumatismos repetidos de alta inercia como correr, saltar, caminar durante horas, estar de pie durante horas, bailarines y otras actividades que sobresoliciten a lo pies. Además las personas con pie cavo tienen más posibilidades de padecerlo al recaer gran parte del peso del cuerpo sobre la cabeza de los metatarsianos.

Síntomas.

Dolor agudo en la base del dego gordo, que se incrementa al apoyar el pie o al iniciar una actividad deportiva de impacto. Se puede llegar a apreciar algo de inflamación en la zona.

dolor sesa

Tratamiento.

  • El reposo es el principal tratamiento en estos casos.
  • Se puede recurrir al almohadillado de la zona con parches de foam que ayudarán a aliviar la presión parche piede la zona.
  • Se pueden tomar AINEs para controlar la inflamación de la zona.
  • Vigilar el calzado usado, aumentando la amortiguación del mismo, se pueden requerir plantillas que amortigüen o corrijan la pisada en caso de que tengamos algún tipo de problema con la estática del pie.
  • Vendajes de la zona y medidas de fisioterapia para el control del dolor y la inflamación.
  • Marcha en descarga con muletas.
  • En casos graves, que no mejoran con nada, se puede indicar la cirugía para quitar los sesamoideos.

Pronóstico.

Generalmente es una afección leve, que suele mejorar con el cese de la práctica deportiva o eliminando la causa que la provocó o adoptando algunas de las medidas antes mencionadas, pero al tratarse de un problema relacionado con la pisada, es muy frecuente que la recuperación total se alargue hasta meses puesto que es muy difícil suprimir por completo la presión sobre la zona (no vamos a estar sin andar durante semanas). Suele resultar muy frustrante entre deportistas que se ven obligados a ceder su práctica durante semanas con las consecuencias que esto tiene sobre la condición física, lo que hace que los mismos vuelvan de forma precipitada a la realización de ejercicio o busquen soluciones de cualquier tipo al problema, lo que lleva en muchos casos a la cronificación del problema.

10 códigos gratuitos de descarga para Tcuida

Regalo estos 10 códigos promocionales para que mis lectores que lo deseen puedan descargar de manera gratuita la aplicación Tcuida. App que he desarrollado junto a ingenieros informáticos y que te ayuda a cuidar de tu salud, diciéndote que debes comer, controlando tu tensión y tu glucemia.
Ánimo tan sólo son 10 códigos para los primeros lectores. Os agradecería que a aquellos que la descarguéis dejéis una reseña en la App Store.
KYPKYKMEEMM7
K6EMXP6W4AXR
YT44AY99TN3K
A3XPARHLY7W7
R3JLLHYYXP3R
3F6YLKTFALAY
RMMHEP6ELYTE
HXAPNWRXPLF7
4M966NYMA4NM
XH4LXWJKJMJR

20140501-160245.jpg

Tcuida: Aplicación para Iphone para controlar tu peso, Tensión y Glucemias.

Hola queridos lectores. Estoy muy contento de poder ofreceros esta aplicación que he desarrollado junto a la ayuda de mi hermano, ingeniero informático.la foto 1

Se trata de una herramienta sencilla que te ayuda a calcular tu metabolismo basal a través de la ecuación de Harris-Benedict y a partir de ahí te propone una serie de menús perfectamente calculados según las calorías que debes consumir diariamente. Además hemos añadido unas cuantas dietas más para aquellas personas que presentan algún tipo de patología, renal, diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, embarazadas, lactancia…

Tensión y Glucemias:

Hemos querido añadir también un apartado para que aquellas personas que presentan cifras elevadas de tensión y glucemias puedan llevar un control tan perfecto como uno quiera, al alcance de su mano, en su móvil, para que vaya donde vaya sus datos le acompañen. Te permite registrar tantas tomas diarias como uno desee, así como la medicación que está tomando en cada momento, en acuerdo a lo establecido en el vademécum de 2013 de España.

De esta forma si acostumbrais a viajar y tenéis que acudir al médico, no hace falta que recordéis las cifras de manera aproximada, ni tampoco será necesario que recordéis esos complicados nombres que tienen los medicamentos, la aplicación lo hará por ti. Sólo tienes que seleccionar tus cifras de tensión o de glucemia, elegir el momento del día en que se ha hecho la toma y seleccionar tu medicación de la amplísima lista que ponemos a tu alcance.

 

De momento sólo la hemos desarrollado para iOS, pero muy pronto estará disponible para Android también. Espero que os guste y os sea útil. Es una manera de contribuir con el buen funcionamiento de este blog gratuito. Si no la descargáis os agradeceré mucho que me ayudéis a distribuirla en redes sociales. Su precio es tan sólo de 0,89.

appsto.re/es/ujoVZ.i

Los riesgos de hacer carreras sin haber entrenado.

Está muy de moda, cada vez más, el correr, bien en bicicleta o bien a pie. Se ha convertido no sólo en una forma de mantenerse en forma, sino en una actividad de socialización muy importante, donde el salir a correr es una forma más de hacer amigos y estrechar lazos.

Sin embargo, esto también nos ha llevado a la errónea idea de que cualquiera puede calzarse un par de zapatillas y acabar una carrera de la duración que sea, maratontodo está en reducir la intensidad y ya está. Es indudable que realizar ejercicio y concretamente el running, es positivo para nuestra salud, puesto que tonifica nuestros músculos, refuerza nuestras articulaciones, mejora la circulación, entrena a nuestro corazón y nuestros pulmones y supone una importante inyección de moral mejorando nuestra autoestima y ayudándonos a canalizar el estrés, pero todo tiene que ser realizado con un control y llevar a cabo un adecuado entrenamiento o de lo contrario estaremos expuestos a sufrir lesiones de todo tipo.

Son muchos los especialistas que definen las carreras de larga distancia como una agresión injustificable para las rodillas, por muy entrenado que se esté, por muy bueno que sea el calentamiento y estiramientos y por muy bueno que sea el calzado empleado. Las rodillas están preparadas para soportar cargas muy pesadas y esfuerzos muy importantes, sin embargo el impacto constante que supone el correr durante muchos kilómetros puede acabar por dañar las estructuras de la rodilla, concretamente los meniscos, cuya principal función es mejorar la dinámica articular y amortiguar las cargas. Si nosotros cogemos un martillo pequeño y comenzamos a golpear una gran roca, la sensación inicial es de que esa roca es inquebrantable, pero si estuviéramos horas y más horas golpeándola, finalmente acabaríamos por reducir a polvo esa piedra.

Estos son algunos de los efectos negativos que el subentrenamiento puede tener en nuestro organismo.

Principales riesgos para la salud.

 1. El riesgo de muerte súbita o repentina en un maratón u otra prueba del mismo nivel de exigencia es de 1 a 4 por cada 1000 personas, siendo los hombres los de mayor tendencia. 

2. Según los resultados del estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Laval (Canadá), se destaca la alta incidencia de personas que desarrollaban anomalías cardíacas después de correr durante un prolongado período de tiempo. Por suerte, estos cambios son reversibles una vez concluye la actividad deportiva.

 3. Sin embargo, un estudio de la Universidad Johns Hopkins de Medicina en Baltimore, muestra que correr incluso una media maratón conlleva riesgos para la salud, sobre todo en personas sin entrenamiento, con más de 40 años o que presenten factores de riesgo cardiovascular.

 4. En tanto, para los jóvenes también hay riesgos al correr un maratón, y entre los decesos más comunes están por arritmia cardiaca o por una hiponatremia (descenso en la concentración de sodio por beber exceso de agua).

 5. Según Julie Hobart y Douglas Smucker, en la revista American Family Physician, las mujeres pueden padecer la triada atlética, la cual es un conjunto de treslesiondeportiva factores: osteoporosis, amenorrea (falta de menstruación) y trastornos alimenticios, luego de correr varios maratones.

 6. Además, se considera que el riesgo más latente son las lesiones, y las más comunes son el resultado de entrenar en exceso o de aumentar la distancia demasiado rápido.

 7. Entre las lesiones más frecuentes están los dolores en las piernas, las rodillas y la cadera, roturas fibrilares y las fracturas por sobrecarga o una mala preparación física.

 

Por todo esto, no queda otra que recomendaros que hagáis ejercicio con asiduidad, que entrenéis según vuestras posibilidades y cuando estéis totalmente preparados hagáis carreras, pero siempre a vuestro ritmo y un distancia que se adapta a vuestras posibilidades, de lo contrario estaréis exponiendo a vuestro cuerpo a riesgos innecesarios.

Dolor Torácico. Como diferenciar riesgo vital de simples molestias.

El dolor torácico es una de las causas más frecuentes de consulta a un Servicio de Urgencias (SU), representando entre un 5%-20% de las urgencias de un Hospital General. Existen múltiples causas de dolor torácico, muchas de las cuales no jmodelorequieren ingreso hospitalario.

El problema más importante a la hora de evaluar un dolor torácico estriba en diferenciar patología potencialmente mortal de molestias torácicas que no comprometen la vida del enfermo. Entre los pacientes que acuden al SU por dolor torácico, el 50% aproximadamente se orienta, en un principio, como de origen isquémico, no confirmándose en la mitad de los casos el diagnóstico posteriormente; a su vez, entre un 2%- 10% de los pacientes que son dados de alta desde el SU, por no considerar el cuadro clínico sugestivo de síndrome coronario agudo, presentan un infarto agudo de miocardio (IAM), siendo alta la mortalidad de estos pacientes.

EVALUACIÓN DEL DOLOR TORÁCICO

La evaluación inicial del dolor torácico se basa, fundamentalmente, en la clínica, exploración física y algunas exploraciones complementarias básicas, entre las que el electrocardiograma (ECG) ocupa un papel relevante. En un número reducido de pacientes será necesaria la realización de técnicas complementarias más sofisticadas. A continuación, se resumen los aspectos fundamentales de cada una de ellas.

1. CLÍNICA.

Es fundamental la realización de una historia clínica cuidadosa, recogiendo datos referentes a:

1. Antecedentes personales:

A. Factores de riesgo cardiovascular: Hipertensión arterial (HTA), hipercolesterolemia, tabaquismo, diabetes mellitus (DM), edad, sexo, obesidad, sedentarismo, edad de la menopausia.

B. Antecedentes familiares: (varones < 55 años y mujeres < 65 años con enfermedad coronaria) y personales de cardiopatía isquémica. Antecedentes personales de enfermedad aterosclerótica a otros niveles (claudicación intermitente, enfermedad carotídea).

C. Antecedentes de infección: A favor de neumonía o pericarditis.

D. Uso de determinados fármacos: Hidralazina, Isoniacida, Procainamida, que pueden provocar sintomatología en del contexto de un lupus medicamentoso (pseudolupus).

E. Antecedente de inmovilización: Que haría sospechar tromboembolismo de pulmón (TEP).

2. Características del dolor:

A. Comienzo: Brusco, progresivo.Clip_67

B. Localización: Retroesternal, precordial, costal.

C. Irradiación: Cuello, mandíbula, brazos…

D. Duración: segundos, minutos, horas o días.

E. Causas desencadenantes: Ejercicio, frío, ingesta.

F. Circunstancias que alivian el dolor: Reposo, nitroglicerina sublingual (NG sl), antiácidos, analgésicos…

G. Síntomas asociados: Disnea, sudoración, náuseas, vómitos, parestesias, síncope.

2. EXPLORACIÓN FÍSICA:

Es obligado realizar una adecuada exploración física en los 5 minutos siguientes a la llegada del paciente:

1. Estado general.

2. Valorar signos vitales: Tensión arterial tomada en ambos brazos. Frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria y temperatura.

3. Exploración de arterias carótidas y venas yugulares: Aumento de presión venosa yugular que podría indicar Insuficiencia Cardiaca (IC) Derecha o taponamiento cardiaco. Soplos.

4. Auscultación cardiaca (AC): en busca de soplos, roce pericárdico (para facilitar su audición se debe auscultar en decúbito y en sedestación) y tercer o cuarto ruido (audible en IC e IAM).

5. Palpación torácica: Encaminado a reproducir el dolor (la reproducción del dolor orienta a patología osteomuscular).

6. Inspección torácica: En busca de lesiones dérmicas de Herpes zoster o la presencia de contusiones.

7. Auscultación pulmonar: La presencia de crepitantes unilaterales orienta el diagnóstico hacia una neumonía, si son bilaterales hacia edema agudo de pulmón (EAP). La hipoventilación aparece en presencia de derrame pleural o neumotórax y la hipofonía cuando existe derrame pleural.

8. Exploración abdominal: No debe obviarse ya que va encaminada a descartar causas del dolor que sean de origen infradiafragmático (p.ej: Pancreatitis).

9. Exploración de EEII: Se deben palpar los pulsos periféricos, buscando asimetría que orientaría a disección de aorta (Disección Ao). Se debe descartar la presencia de signos de trombosis venosa profunda (TVP) que podría justificar un dolor torácico por tromboembolismo de pulmón (TEP).

3. PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:

En el SU existe la posibilidad de solicitar determinadas pruebas complementarias que permitirán orientar, incluso alcanzar un diagnóstico:

1. Sistemático de sangre: Puede descubrir la presencia de anemia intensa (que justificaría el dolor torácico) o leucocitosis con desviación izquierda (que impresionaría de proceso infeccioso).

2. Bioquímica: Solicitando fundamentalmente enzimas que se alteran en patología específica, tales como CPK con fracción MB, Troponina y Amilasa según la sospecha clínica.

3. ECG: Es una prueba complementaria fundamental en la evaluación del dolor torácico, siendo imprescindible su EKG2realización inmediata (< 10 min) tras la llegada del paciente al SU, repitiéndolo posteriormente (15-20 min) para detectar posibles cambios. Un ECG normal no excluye un proceso grave.

4. Rx Tórax: Buscando infiltrados (neumonía, EAP), derrame pleural, línea de neumotórax, etc.

5. GAB: Alterada en muchos procesos que cursan con dolor torácico. No específica.

6. Tomografía axial computerizada (TAC): Se solicita ante sospecha de TEP, patología aórtica aguda, aneurisma de aorta torácico o abdominal.

7. Ecocardiograma (ETT: Ecocardiograma transtorácico, ETE: Ecocardiograma transesofágico): Se solicita ante sospecha de proceso cardiaco, pericárdico o patología aórtica aguda.

8. Ecografía abdominal: Ante sospecha de proceso de origen intraabdominal (colecistitis, pancreatitis, abscesos…). Una vez realizada la historia clínica, conocidos los factores de riesgo cardiovascular, las características del dolor y los hallazgos electrocardiográficos podremos conocer la probabilidad de padecer enfermedad coronaria.

PERFILES DEL DOLOR.

Las características del dolor permiten distinguir diferentes perfiles clínicos, que nos orientan en las posibles causas de la clínica del paciente. Estos perfiles se indican a continuación y se resumen en la cuadro

 1. PERFIL ISQUÉMICO:

A. Angina de pecho: Frecuentemente opresivo, retroesternal o precordial con irradiación a brazo izquierdo, derecho o mandíbula, con una duración inferior a 20 minutos. Desencadenado con el ejercicio o estrés. Mejora con Nitroglicerina angina pechosublingual (NG sl), y no varia con los movimientos respiratorios ni la postura. Suele asociarse a cortejo vegetativo importante (sudoración fría, náuseas y vómitos). – Se dice que el dolor es típico para angina de esfuerzo, el más específico, cuando tiene las características (tipo, irradiación) y los factores desencadenantes (ejercicio, estrés) típicos de ésta. Se considera atípico cuando tiene las características pero no los factores desencadenantes o viceversa, los factores desencadenantes y no las características. El dolor torácico no coronario no tiene ni las características ni los factores desencadenantes típicos de la angina de esfuerzo. – Hay una serie de características que hacen poco probable que el dolor sea isquémico. Las más importantes son: dolor pleurítico, dolor localizado fundamentalmente en abdomen (meso e hipogastrio), cualquier dolor localizado “a punta de dedo”, dolor constante que permanece durante días, dolor de pocos segundos de duración, y dolor irradiado a extremidades inferiores o por encima de la mandíbula.

B. Infarto de miocardio: De similares características al previo, pero de mayor duración, que no cede con el reposo ni la NG sl.

2. PERFIL PLEURÍTICO:

Dolor punzante, de localización costal que puede irradiarse a cuello y que aumenta con la inspiración.

A. Neumotórax: El paciente suele ser joven, delgado, fumador. Dolor repentino, de localización en zona costal lateral, que se asocia a respiración superficial y disnea.

B. Neumonía: Asociado a fiebre, tos con expectoración purulenta.

C. TEP: Antecedentes de inmovilización o de TVP. Dolor punzante, repentino, intensificado con la tos y la respiración. Se asocia con respiración entrecortada, disnea, tos, hemoptisis, síncope o palpitaciones.

3. PERFIL OSTEOMUSCULAR:

Dolor insidioso, persistente, muy localizado. Duración variable (incluso de días o semanas). Exacerbado con la tos y movilización. Se asocia con traumatismo.

4. OTROS:

A. Perfil de patología aórtica aguda: Antecedentes de HTA. Dolor súbito, intenso. En el caso de disección aórtica, puede asociarse a síncope, déficits neurológicos o insuficiencia aórtica, según localización y progresión de la disección.

B. Perfil esofágico: Antecedentes de reflujo, disfagia o hernia de hiato. Duración variable. Se agrava con la ingesta y mejora con antiácidos.

C. Perfil psicógeno: Antecedentes de ansiedad. Duración variable (horas) con exacerbaciones. Se asocia a hiperventilación (parestesias) y palpitaciones.

D. Perfil pericárdicO: Antecedentes de infección respiratoria, IAM o uso de determinados fármacos. Dolor punzante, se agrava con la respiración y mejora inclinándose hacia delante o con la sedestación.

BIBLIOGRAFÍA:

Extraído del libro Manual de protocolos y actuación de Emergencia.

Calambres musculares. Causas y soluciones.

Un calambre muscular aparece cuando un músculo se contrae de forma brusca sin que lo pretendamos. El músculo se tensiona y no se relaja de forma espontánea sino que mantiene esa tensión máxima durante unos segundos o minutos sino hacemos nada para remediarlo.

Los grupos musculares que con más frecuencia suelen sufrir estos calambres son:

  • Gemelos y Sóleo (Pantorrilla).
  • Flexores de los dedos del pie.
  • Isquiosurales (parte posterior del muslo).
  • Cuádriceps (parte anterior del muslo).

Calambres en los músculos de la espalda, abdomen, manos son relativamente frecuentes también, pero ni mucho menos como los mencionados con anterioridad.

Los calambres son un problema bastante común y se solucionan con tan sólo estirar el músculo durante unos segundos. A veces ese músculo contraído puede derivar en un pequeña contractura muscular que producirá dolor durante algunos días y al tacto dará sensación de un pequeño abultamiento en las fibras afectadas.

Causas de los calambres:

Algunas de las causas más frecuentes son:

  • Ejercicio físico intenso.
  • Mala hidratación.
  • Fármacos.
  • Embarazo.
  • Menstruación.
  • Permanecer horas de pie.
  • Permanecer horas sentado.
  • Excesos de tensión muscular.
  • Insuficiencia Renal.
  • Déficit de Potasio o Sodio.
  • Enfermedades endocrinas (diabetes, hipotiroidismo)
  • Alcoholismo.

Los calambres se pueden presentar en cualquier momento, durante una actividad deportiva intensa, estando de pie parado o en reposo en la cama.

No tienen porque significar que existe una patología importante detrás de los calambres musculares, pues le pueden pasar a cualquier persona, en cualquier momento y a cualquier edad, aunque debemos reseñar que suelen ser más habituales en adolescentes, ancianos y mujeres embarazadas. Si los calambres se hacen muy persistentes, sería interesante someterlo a estudios complementarios que puedan revelar la existencia de algún problema endocrino o renal.

Soluciones para los calambres:

La solución más inmediata para un calambre muscular es estirar el músculo contraído, esto revierte el cuadro de inmediato. Si el calambre viene propiciado por un ejercicio intenso, aplicar frío en la zona puede aliviar la sensación dolorosa del músculo. El calor lo reservaremos para esas molestias que tardan días en desaparecer, acompañándolo de un suave masaje y estiramiento.

Los AINEs y analgésicos pueden ayudar levemente si los dolores son muy intensos.

Antes de las prácticas deportivas intensas y sobre todo si hace calor, se debe beber bastante líquido y realizar estiramientos y calentamiento. Si la actividad se prolonga en el tiempo, se debe ir bebiendo moderadamente durante el transcurso.

Si el problema es un déficit de potasio o sodio o una enfermedad endocrino, el médico es quien debe hacer las recomendaciones pertinentes.

Durante el embarazo, se recomiendo comer alimentos ricos en potasio, además masajes circulatorios en las piernas pueden ayudar a aliviar la tensión de los músculos de las piernas que tienen que aguantar un peso mayor del habitual.

Protocolo de ejercicios para rehabilitación de la articulación coxo-femoral (cadera).

Debido al tremendo éxito de la entrada de la rehabilitación de la fractura proximal de fémur y la avalancha de comentarios surgidos a partir de ella, he decidido mostrados algunos ejemplos de como trabajarla en lugar de redireccionaros a buscar por google o youtube.

deseado 1

Existen gran variedad de ejercicios, unos más sencillos, otros más complejos,algunos muy efectivos y otros menos. El mejor ejercicio posible es aquel que habiendo demostrado su especificidad y su utilidad, es tolerado por el paciente y ahí es el paciente el que tiene mucho que decir. El éxito de una tabla de ejercicios radica en la repetición de la misma. Si una persona se aburre o le resulta agotadora la lista de ejercicios a realizar, tomará su rehabilitación como una tortura existiendo altas probabilidades de que abandone el tratamiento, con malos resultados.

 Es importante adaptar los ejercicios a cada paciente.

Hay que seguir varias premisas a la hora de trabajar, lo primero será fijar unos objetivos principales, en este caso esos objetivos serán: Mejorar la movilidad articular, Potenciar los músculos afectados, mejorar la flexibilidad de la zona, Recuperar “sensaciones”.

También es importante prestar atención a objetivos secundarios: controlar la inflamación, luchar contra el dolor. Objetivos que no siempre son secundarios, puesto que en muchas ocasiones nos limitarán la consecución de buenos resultados al no poder llevar un programa de ejercicios preciso.

1. Trabajar la movilidad articular.

En fisioterapia distinguimos distintos tipos de movilidad: 1) movilidad pasiva, 2) movilidad activa, 3)movilidad activo-resistida.

1) Movilidad pasiva: En las etapas iniciales, justo después de la operación, se pueden programar ejercicios de movilidad pasiva articular. La movilidad pasiva es aquella en laque no existe movimiento por parte del paciente, es el terapeuta quien realiza los movimientos. Debemos trabajar todas las articulaciones afectadas en el miembro inferior intervenido. Siempre trabajamos primero las articulaciones distales, las que menos duelen, para acabar con la movilidad de la “cadera”.

  • Movilizamos el tobillo en todos sus ángulos (flexión dorsal y plantar; pronación y supinación y las circunducciones).
  • Movilizamos la rodilla en flexión y extensión.
  • Movilizamos la rótula hacia arriba y hacia abajo y lateralmente.
  • Movilizamos la “cadera”, suavemente flexión y extensión, aducción abducción y las rotaciones se reservarán para más adelante.

Se pueden hacer ejercicios que combinan la flexión completa de toda la extremidad inferior como la triple flexión.  A mi no me gusta decir cuantas repeticiones son necesarias para cada articulación, me adapto a cada paciente y sus posibilidades, hay quien no permite apenas tocar y quien mueve libremente las articulaciones desde el primer día. Según el estado del paciente así serán nuestros movimientos, en cuanto a intensidad y repeticiones, pero si que hay que recordar es importante trabajar esta parte para evitar las rigideces en las articulaciones y para mejorar la circulación en una pierna que probablemente no pueda moverse por si sola durante algunas semanas o meses.

2) Movilidad Activa: Es el paciente el que realiza los movimientos. Yo esta parte lo suelo usar de forma concomitante con la movilidad pasiva, le pido al paciente que acompañe al movimiento conforme yo lo realiza, así le resulta más fácil entender lo que se quiere hacer. Lo uso en fases iniciales cuando la contracción muscular es débil y no puedo solicitar ejercicios más intensos. Importante porque ayuda a la persona a integrarse en su tratamiento y empieza a devolver trofismo a la masa muscular.

3) Movilidad Activo-Resistida: El paciente hace el movimiento y nosotros nos oponemos a él mediante la aplicación de una resistencia o manual o instrumental. Yo prefiero realizar resistencia manual para calibrar la fuerza muscular y así ver si estamos preparados para centrarnos en los ejercicios de potenciación. Si una persona es capaz de realizar un movimiento en contra de una resistencia, estamos realizando ejercicios de potenciación, que sería la segunda parte de nuestro protocolo de actuación.

2. Trabajar la fuerza muscular.

En el mismo momento en que la persona realiza contracción muscular activa, se está llevando a cabo un trabajo de potenciación muscular,  es decir que el apartado de movilidad activa se solapa con el de potenciación, pero por esquematizar el trabajo para que sea más fácil entender nuestros objetivos, he querido agruparlo en otro punto.

1ª fase, ejercicios en cama o sentado: En muchos casos, el traumatólogo que lleva nuestro caso puede que no nos deje cargar peso sobre la pierna operada hasta transcurrido un tiempo. Esto no significa que no podamos hacer nada, significa que no podemos echar peso en la pierna, no que no podamos moverla. Aquí resulta interesante diferenciar la contracción isométrica de la isotónica.

La contracción isométrica es aquella que se produce sin que exista variación aparente de la longitud de las fibras musculares y por tanto no produce movimiento articular. Un ejemplo claro de esto sería, estando tumbado boca arriba, tratar de apretar la pierna contra el plano de la cama. Nosotros estamos contrayendo los músculos para mover esa pierna, pero la cama lo impide y por tanto hay contracción muscular pero sin movimiento.

Las contracciones isométricas son un método interesante para no perder trofismo muscular en las fases tempranas de recuperación.

La contracción isotónicas o heterométricas son aquellas en las que si existe variación de la longitud de las fibras musculares y por tanto hay movimiento articular. Podemos distinguir entre concéntricas y excéntricas, pero por hacerlo más sencillo no entraremos en detalles.

En cuanto el paciente sea capaz de llevar a cabo movimientos activos, limpios, con contracciones mantenidas durante unos segundos, se procederá a la realización de ejercicios para cada uno de los grupos musculares principales implicados.

Cuádriceps: Músculo potente situado en la cara anterior del muslo, es flexor de cadera y único extenso de rodilla, por tanto es de vital importancia, porque la capacidad de extensión de la rodilla depende de él.

Isquiosurales: Bíceps femoral, semitendinoso y semimembranoso, de manera conjunta con extensores de cadera y flexores de rodilla. Músculo antagonista del cuádriceps, por lo que se debe trabajar un buen balance con éste.

Adductores: Grupo de músculos que se encargan de aproximar la pierna al plano medio.

Abductores o separadores: Grupo formado por varios músculos cuya función es separar la pierna del plano medio.

Gluteo mayor: Músculo muy potente que trabaja de forma conjunta con los isquiosurales para llevar a cabo la extensión de cadera.

Gemelos y Sóleo: Son extensores de la rodilla, colaboran con los isquiosurales en esta función.

Lumbares y Addominales: Dotarán de estabilidad a la pelvis para el momento de comenzar a caminar, serán un elemento estabilizador importante.

5683-04miembroinferior2 5693-05miembroinferior

 

En las fases iniciales, con lograr la sola contracción de los grupos musculares es suficiente, realizar varias series con varias repeticiones, según posibilidades. Lo importante es realizar un trabajo completo de todos estos músculos en sesiones de aproximadamente 10-15 minutos, por la mañana y por la tarde.

Posteriormente podemos seguir evolucionando mediante la realización de los mismos ejercicios pero sometidos a resistencia manual o con el uso de lastres para fortalecer todavía más.

cuadriceps isometrico elevacion-pelvis2 entr_mujeres_gluteos sobrecarga_aductor

2º fase en descarga parcial: Cuando las pruebas de imagen muestran la formación de un buen callo óseo y que todos los elementos de la cirugía están correctos, debemos estar preparados para iniciar el trabajo en descarga parcial, con muletas, andador, paralelas o apoyados en un elemento de estabilidad (silla, espalderas…).

Nuevamente podemos trabajar los mismos grupos musculares anteriormente descritos.

Se puede empezar a realizar el trabajo de transferencias, pasar de sentado a de pie, permanecer unos segundos y volver a sentarse. Tratar de dar unos pasos, retroceder y volver a sentarnos.

06-03

Flexores de cadera

adducion con resistencia

Addución con resistencia

adductores

Addución

cuadriceps con resistencia

Triple extensión con resistencia

Flexion de cadera resistencia

Flexion de cadera resistencia

isquiotibiales

Extensión cadera

 

Sentadillas

Sentadillas

3º fase en carga total: Conforme vamos ganando fuerza y confianza podemos empezar a llevar a cabo el trabajo de deambulación con poca ayuda o ninguna. Primero es recomendable hacerlo con la ayuda de algún elemento que nos dote de mayor seguridad, bien un bastón, muleta, paralelas donde ayudarnos o una persona que vigile el entrenamiento por si aparecen contratiempos.

Al principio las distancias a recorrer serán cortas, evitando sobrecargar músculos, articulaciones y la cirugía. Posteriormente aumentaremos las distancias reduciremos los descansos. Por último nos ayudaremos de lastres en los tobillos o trataremos de hacer que la persona suba pequeños escalones o rampas de no demasiada inclinación.

marcha con lastre

Marcha con lastres

Cuando la persona es capaz de llevar a cabo todo este tipo de ejercicios, podemos decir que la fase de rehabilitación está llegando a su fin.

Por último nos quedaría por ver un apartado de estiramientos musculares para evitar los acortamientos de la musculatura que nos puedan provocar limitaciones de movilidad, pero para no alargar demasiado esta entrada, dedicaremos otra más adelante a los estiramientos de miembros inferiores.

Referencias:

efisioterapia.net

El triage hospitalario: Método necesario para definir las urgencias

Muchas veces acudimos a urgencias y vemos que muchos pacientes que llegan después que nosotros, pasan antes a ser valorados por un médico ¿ A qué se debe esto?, a la implementación de los métodos de triage en el ámbito hospitalario. Si os fijáis en las hojas de los informes que se nos entregan al alta, existe un recuadro donde pone triage y se le otorga un número (de 1 a 4 normalmente, o en número romanos de I a IV, dependiendo de la escala que se use.

Ésta es la descripción del proceso de triage.

1. Definición:

La palabra triage proviene del término francés trier que significa “seleccionar o escoger”,”elegir o clasificar” y a la hora de utilizarse en un SUH se refiere al proceso de recepción y acogida por parte del personal sanitario para su posterior clasificación en 220px-Triagemexiconiveles de gravedad que determinarán la prioridad en la atención, así como adaptar las necesidades del paciente al medio hospitalario derivándolo a donde mejor convenga, atendiendo a diversas variables como: disponibilidad de recursos, medio físico, demanda de atención en el Servicio ,etc.

Originalmente la palabra triage en la terminología sanitaria se refería a la clasificación de los heridos y su ubicación en situaciones militares, desastres o catástrofes civiles, de ahí que algunas organizaciones como la SEEU (Sociedad española de Enfermería de Urgencias) prefieran hablar de “Recepción, acogida y clasificación” (RAC) aunque el término triage es el más aceptado. Se empezó realizando en los años sesenta en hospitales de USA y comenzó a implantarse en nuestro país a finales de los ochenta y principios de los noventa.

El método más utilizado es aquel en que la enfermera realiza el triage sola o con el apoyo de un médico que habitualmente realiza consulta rápida.

Hoy en día existen varios modelos de sistemas de triage que van desde los 3 a los 5 niveles de clasificación siendo estos últimos (MTS- Manchester , ATS –Australia, CTAS –Canadá ,etc) considerados los más fiables por su mayor discriminación. En principio en España parece más extendido el sistema de 4 puntos.

2- Objetivos:

  • Evitar la demora en la atención a aquellos pacientes que presentan patologías graves y necesitan una atención más rápida frente a aquellos que presentan patologías banales. Ej: en la “Encuesta sobre control de calidad de los SUH de la comunidad valenciana de 1999” se concluía que el nº de urgencias vitales representaba un 2 % y la de patologías banales un 55 %
  • Garantizar una rápida valoración sanitaria de todos los pacientes que acuden a triageUrgencias y detectar sus principales problemas de salud.
  • Reducir los niveles de ansiedad del usuario y su familia mediante una atención sanitaria rápida.
  • Aumentar la información del paciente sobre su situación real durante su espera, sobretodo en aquellos que presentan patologías banales que tendrán una espera más larga.
  • Garantizar una buena gestión de los recursos existentes, tanto físicos como humanos mediante la designación de qué área y qué grupo está mejor preparado en cada momento para el tratamiento de una determinada patología.

3- Descripción del procedimiento:

A la vista de la bibliografía consultada y a pesar de no haber coincidencia en el número de etapas se puede concluir que este tiene cuatro bien diferenciadas, aunque en algunos casos alguna de ellas no se tiene en cuenta (los protocolos de los hospitales J.R. Jiménez y Cabueñes se centran más en valoración y clasificación) y en otros casos se incluyen en otras (SEMES y SEEU incluyen la distribución en la clasificación).Las etapas no han de ser necesariamente sucesivas y que en algunos casos pueden realizarse de manera simultánea. Son:

3.1 Recepción y acogida.

3.2 Valoración.

3.3 Clasificación.

3.4 Distribución.

3.1-Recepción y acogida:

El enfermero de triage es el primer miembro del personal sanitario que establece contacto con el paciente, debe identificarse ante él , explicarle el proceso al que va a ser sometido y lo que se derivará del mismo. También debe explicarle algunas normas básicas del Servicio: dónde esperar, paso de familiares al interior, etc.

En esta etapa el enfermero también puede decidir qué pacientes no necesitan esperar un triage debido a lo evidente de su patología.

Esta parte del proceso se realizará a ser posible en un ambiente de discrección y seguridad para el paciente entrevistado, preferiblemente en una depedencia habilitada a tal fin dotada de medios simples.

3.2-Valoración:

El enfermero de triage debe identificar el problema y motivo de consulta del paciente, así como una breve historia (antecentes y alergias conocidas) y valoración de los signos y síntomas que presenta el paciente .

En primer lugar llevará a cabo una entrevista breve en las que tratará de saber lo que le pasa al paciente, desde cuando le viene sucediendo, las enfermedades que padece ,el tratamiento que recibe y si le había sucedido antes. La entrevista ha de realizarse con preguntas directas ,de una en una y con un lenguaje que el paciente pueda comprender.

Mientras realiza la entrevista el enfermero hará una rápida inspección general del paciente, para detectar situaciones que puedan poner la vida del paciente en peligro, a continuación valora al paciente si lo cree necesario para la posterior clasifición del paciente el estado respiratorio, circulatorio y neurológico.

En algunos casos se hará necesario la toma de constantes(FC,TA,Tª,Sat O2, etc), que han de ceñirse a aquellas que sean elementales para su valoración y la realización de pruebas simples (glucemia capilar).

Se recomienda la utilización del pulsioxímetro de mano como herramienta importante de la enfermera de triage.

3.3-Clasificación:

Se considera la parte clave del proceso, en algunos artículos se habla de ella como triage en sí, ya que en la misma quedará establecida la prioridad de atención al paciente que marcará la demora para la atención facultativa.

El Triage de Enfermería se hará siempre en base a signos y síntomas manifestados por el paciente y no en base a diagnósticos médicos o sospechas médicas diagnósticas.

  • Nivel I ( rojo ): Emergencia o riesgo vital inminente. Pacientes que no  superan la20080820elpepunac_15 valoración ABC ( vía aérea, ventilación y circulación). Procesos agudos ,críticos o inestables que presentan impresión general de extrema gravedad. Su atención debe ser inmediata. 
Presenta cianosis central y periférica, palidez grisácea, livideces, frialdad acra.
Respiración ausente, lenta o superficial. Sin pulsos periféricos o muy débiles, bradicardia y TA imperceptible. Inconsciente y poco o nada reactivo. Su atención debe ser inmediata.
Dentro de este nivel se encontrarían:
-PCR
-Pre-PCR
-Politraumatizado grave.
  • Nivel II (amarillo ): paciente agudo crítico. Pacientes que superan la valoración ABC ( vía aérea, ventilación y circulación) pero cuya situación es de potencial deterioro.
Pasan a box de reanimación o consulta adecuada (Trauma en caso de accidente, general para EKG en caso de dolor torácico, etc.). Dentro de este grupo nos encontraríamos con cuadros que pueden conducir a deterioro rápido respiratorio, neurológico y/o hemodinámico. Deben ser atendidos en menos de 10 minutos.
Los signo apreciables en este nivel serian:
-Impresión general de gravedad.
-Piel y mucosas.- Palidez, cianosis, petequias, hipoperfusión peri-férica.
-Respiración.- Disnea, taquipnea, ruidos respiratorios, tiraje costal, aumento del trabajo respiratorio, estridor.
-Circulación.- Taquicardia, bradicardia, pulso filiforme.
-Neurológico.- Confusión, estupor, obnubilación, agitación, ansie-dad.
En este nivel se podrían encuadrar:
-Coma.
-Estatus convulsivo.
-Hemorragia Digestiva Alta inestable.
-HDA aguda.
-Disnea aguda más estado crítico.
-Isquemia de miembros.
-Síncope con alteración de constantes-
-Hemoptisis aguda o con estado crítico.
-Dolor Torácico o con características isquémicas.
-Estados de agitación
-Diabetes descompensada.
-Traumatismos graves.

-Fracturas de miembros más signos de gravedad.

-Quemados más signos de gravedad.

-Traumatismos torácicos más signos de gravedad.

-Traumatismos abdominales más signos de gravedad.

  • Nivel III (verde): Agudo no crítico.Se consideran aquellos procesos agudos estables, no críticos. Suponen una parte importante del grueso de pacientes que acuden al Servicio.No deberían esperar mas de 30 minutos.
Entre las patologías que se pueden encuadrar en este apartado tenemos:
-Estado postcrítico.
-Cefalea brusca.
-Paresia y alteraciones del habla.
-Ingesta medicamentosa.
-Hipertensión arterial.
-HDA estable.
-Vértigo con afectación vegetativa.
-Síncope sin alteración de constantes.
-Síndromes piramidales.
-Dolor torácico de características no isquémicas.
-Urgencias psiquiátricas: psicosis agresivas, intentos autolíticos.
-Dolor abdominal.
-Quemaduras agudas.
-Heridas sin signos de gravedad.
-TCE consciente.
  • Nivel IV ( blanco): Son aquellos usuarios que presentan procesos banales y pueden requerir asistencia médica, pero no urgente.En aras de una buena calidad asistencial deberían ser atendidos antes de 2 horas Entre los procesos que nos podemos encontrar en este grupo están:
-Otalgias.
-Odontalgias.
-Dolores inespecíficos leves.
-Traumatismos y esguinces leves.
-Miembros dolorosos sin signos de isquemia.
-Enfermos con patología no aguda, remitidos o no.
-Dolores osteo-musculares sin signos de fracturas
-Procesos gripales.
Se debe considerar la clasificación como un proceso continuo ,donde podamos ir reevaluando los niveles asignados, ya que puede haber variaciones durante la espera del paciente que necesiten una nueva  asignación, esto incluye la sala de espera . Ante una situación difícil y comprometida en el momento de clasificar ,la enfermera siempre debe elegir el nivel de gravedad mayor , consultando si es preciso con un facultativo.
Al establecer los niveles de prioridad la enfermera deberá diferenciar entre la
prioridad clínica y la prioridad relativa debido a situaciones especiales: ancianos desorientados, pacientes agresivos, agresiones sexuales, etc. También se tendrán en cuenta factores externos como la hora del día, la presión asistencial ,etc.

Referencia:

Texto extraído de enferurg.com

Una proteína cerebral podría tener un papel primordial en el Alzheimer.

Unos científicos de la Clínica de Cleveland han identificado una proteína en el cerebro que juega un papel fundamental en la pérdida de la memoria que se refleja en los pacientes con Alzheimer.

El estudio, publicado en la revista Nature Neuroscience, muestra como la proteína neuroligin-1 (NLGN1) está involucrada en la formación de la memoria, asociándola a la pérdida de la memoria que se produce en las personas que padecen Alzheimer.

Durante la enfermedad, unas proteínas betas amiloides se acumulan en el cerebro de los proteina cerebralpacientes, induciendo a una inflamación que conduce a ciertas modificaciones de genes que interrumpen el funcionamiento de la sinapsis en el cerebro, algo que lleva a la pérdida de la memoria, según ha publicado Science Daily.

Los investigadores han usado animales para llevar a cabo este proceso, descubriendo que durante el proceso neuroinflamatorio, la modificación epigenética de la proteína NLGN1 afecta a la red sináptica en el cerebro responsable del desarrollo y mantenimiento de los recuerdos.

“Este descubrimiento nos podría proporcionar un nuevo enfoque para la prevención y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer”, dijo el médico de la Clínica de Cleveland y director del estudio, Mohamed Naguib.

Referencia:

texto publicado en europress.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 180 seguidores